viernes, 25 de abril de 2008

te vi, juntabas tierra en el estante, te vi, te vi, te viiiiiiii

ayer estuve en BA, tenia que hacer unas cosas por allá, y cuando nos volvíamos con Caro para la plata, paseando por calle Corrientes veníamos de recorrida en las librerías (las de viejo, obvio) y entre tanto y tanto buscar, al llegar a una de la que somos casi habitues, lo vi, estaba mirándome desde el estante, pidiendo que lo tome y lo traiga para casa, "El gran circo" de Pierre Clostermann, uno de los pocos franceses que respeto

a este libro lo buscaba desde hace años, y la verdad, hoy cuando venia para el laburo, al abrirlo sentí como el reencuentro de viejos amigos, hace un tiempo conseguí al hermano de este, "Fuego del cielo", pero el circo no aparecía en ningún lado

creo que después de encontrar en el parque de Caseros (al frente de la sede social de Huracán) una edición del Vizconde de Bragelonne de Dumas del año 1943 y sin usar (a modicos $ 13.00 los tres tomos) que no sentía tanta alegría por un libro

con que poco se puede alegrar el día de alguien

4 comentarios:

Araña con antifaz dijo...

vos no lo encontraste, el te encontró a vos.
estas cosas se dan por algo..

beso, buen finde

Germanico dijo...

$ 13, dos tomos de 1943! que hallazgo. Es hermoso tener esos hallazgos.

Abrazos

Hurricane dijo...

Comparto la idea de la Araña. Con los libros se mantiene una relación mutua.

Kapiche dijo...

Mi hermana compra libros viejos de Astronomía.... es una tarada porque todas las teorías que lee ya cambiaron pero dice que le gusta leer lo que se creía en esa época....